top of page
  • Foto del escritorEl Semillero

Beneficios y usos de la equinácea



La equinácea es una planta medicinal con múltiples beneficios para la salud. Es una planta rica en hierro, sodio, calcio y magnesio, vitamina C, vitaminas del grupo B y en betacarotenos. Se puede aprovechar toda la planta desde la raíz hasta las hojas y flores. Su flor se parece mucho a las margaritas y tiene tonos rosados o morados.

Esta planta herbal es originaria de Norteamérica y se utiliza desde hace siglos por las tribus indias para curar heridas de flechas, picaduras de mosquitos y mordeduras de serpientes.

A continuación les contamos sobre los principales beneficios de la equinácea:

1. Refuerza el sistema inmune: El uso más común de la equinácea es para reforzar el sistema inmune de las personas. Posee una potente y amplia actividad antiviral y principios activos que fortalecen el sistema inmune de las personas aumentando las defensas. Ayuda a combatir enfermedades como sinusitis, faringitis, gripes y resfriados comunes disminuyendo los síntomas. Ayuda a eliminar la mucosidad, la fiebre y disminuir la tos asociada a los resfríos. Se puede utilizar de manera preventiva consumiéndolo durante unas 4 semanas antes de iniciar la época de gripe.

2. Minimiza las infecciones respiratorias: La equinácea no elimina por completo los síntomas de las infecciones de las vías respiratorias pero tiene la capacidad de minimizar sus efectos de manera significativa. Funciona muy bien en enfermedades como faringitis, bronquitis y sinusitis y actúa como un excelente bloqueador de las bacterias y los virus.

3. Cicatrizante: Adicionalmente es un potente cicatrizante que estimula la formación de tejido de granulación, quién es responsable de curar heridas. Esta cualidad sumada a la capacidad antiviral lo hace eficaz en quemaduras, eczemas, herpes y picaduras.

4. Antiinflamatorio: posee características antiinflamatorias por lo que ayuda a aliviar migrañas, dolores de garganta, entre otros.

5. Disminuye las molestias por problemas digestivos

Consejos para la cosecha

Siembre sus semillas Vigrow Seeds® Equinácea siguiendo las instrucciones en el reverso del sobre. Las flores de la equinácea deben ser cosechadas justo después que inicie la temporada de floración. Corte las flores en la base del talle justo por encima del primer conjunto de hojas. De esta manera va a fomentar un nuevo crecimiento de flores. No utilice las cabezas de semillas ya que tienen un sabor desagradable al hacer la infusión. Puede utilizar las flores frescas para elaborar la infusión o si desea puede dejarlas secar colgándolas en un tendedero (coloque un plato debajo ya que las hojas se caen del tallo al secarse). Una vez secas guárdelas en un recipiente hermético en un lugar seco y oscuro.

¿Cómo consumir la equinácea?

La equinácea puede utilizarse de dos maneras:

1. Infusión: Coloque 1 ¼ taza de agua en una olla y lleve a ebullición. Una vez que hierva baje el fuego a medio y coloque la equinácea (1 cucharada de equinácea seca o 2 cucharadas de equinácea fresca). Tape la olla y cocine a fuego lento durante 5-10 minutos. Retire del fuego y cuele la infusión para separar la equinácea (hojas, tallos, flores). Sírvalo en una taza y endulce al gusto. Se recomienda tomar con miel y limón. ¡Disfrútelo! Una persona con un resfriado puede tomarse 5 tazas el primer días e ir disminuyendo progresivamente con el paso del tiempo y mejoramiento del resfrío hasta dejar de consumir la infusión.


2. Cicatrizante: Lave muy bien las hojas por ambos lados y colóquelas encima de la herida dejándolas actuar.

Consulte su médico antes de consumir la equinácea ya que a pesar de ser natural puede tener contraindicaciones para algunas personas. Si tiene alguna duda sobre el cultivo de la equinácea no dude en contactarnos por cualquiera de los siguientes medios:

Tienda San José: +506 2221 2983

Tienda Cartago: +506 2552 0994

Kommentare


bottom of page