top of page
  • Foto del escritorEl Semillero

Cómo recuperar una planta con exceso de riego



Regar excesivamente una planta es algo que le ha sucedido no solo a los jardineros más novatos sino a los más experimentados también. En la jardinería, la gente tiene la noción que añadir un poco más de todo va a beneficiar enormemente a las plantas pero la realidad es todo lo contrario. En el caso del riego, es mejor que una planta tenga un poco de sed ya que la solución es más sencilla que recuperar una planta con exceso de agua. Muy a menudo recibimos consultas de cómo recuperar una planta con exceso de agua o cómo combatir las enfermedades que esto le ha causado a la planta. A continuación le brindamos nuestras recomendaciones:


Consecuencias del exceso de riego

Cuando una planta recibe exceso de agua ocurre la asfixia radicular. Esto quiere decir que la planta no puede intercambiar gases de manera correcta y tampoco puede absorber nutrientes. Cuando esto sucede las raíces pueden verse afectadas por hongos y muchas veces es complicado recuperar la planta porque la detección es tardía y ya la planta se encuentra bastante afectada. Adicionalmente, el suelo se apelmaza impidiendo que las raíces puedan crecer en condiciones óptimas y tampoco le permite absorber nutrientes.


Cómo identificar el exceso de agua

Primeramente debemos analizar la planta e identificar si está sufriendo. El exceso de agua puede manifestarse de maneras distintas por lo que la observación es clave. El tiempo es un factor definitivo, pues entre más rápido actuemos mejor va a ser la recuperación. Algunas de las señales que muestran las plantas con exceso de agua son:

  • Falta de brotes nuevos en la planta

  • Hojas con crecimiento disminuido o que nacen en tonos cafés

  • Debilitamiento de la planta

  • Hojas inferiores se tornan amarillas

  • Caída de flores y hojas

  • Tierra o sustrato compacto que adquiere un tono verdoso

  • Estrechamiento de la base del tallo


Ahora bien, estas señales también se confunden con las de la falta de agua. Antes de regarlas creyendo que este es el problema debemos revisar como se encuentra la tierra en sus capas más profundas. Para ello debemos introducir un dedo unos 5-7 cm dentro de la tierra. Si la tierra húmeda se adhiere al dedo quiere decir que hay exceso de agua.


Pasos para recuperar una planta con exceso de agua

Recuperar una planta con exceso de riego no es complicado, pero si actuamos muy tarde puede que sea imposible. Hay plantas muy sensibles al encharcamiento y en otras se detecta el problema cuando el daño ya es muy grave.


1. Sacar la planta de la maceta y dejarla secar: la prioridad en la recuperación es eliminar la humedad extra. Sacamos la planta de la maceta y quitamos el sustrato o tierra empapado adherido a las raíces. Esto lo hacemos con mucho cuidado para no dañar las raíces. La idea es que al retirar el foco de humedad la planta pueda respirar mejor. Se puede dejar secando unas 12 horas o 24 horas si se encuentra muy empapada.


2. Revisar el estado de las raíces: este es el momento de evaluar el daño real en la planta y ver si la recuperación es viable. Si las raíces están blancas, están sanas. Si las raíces están negras o han comenzado o pudrirse, lo mejor es podarlas y dejar solamente las raíces sanas. Si vamos a colocar la planta de regreso en la misma maceta es importante desinfectarla con alcohol o cloro para desaparecer los hongos que pudieron haberse formado.


3. Aplicar un fungicida: a pesar de ver las raíces blancas y sanas el hongo ya puede estar presente sin que los efectos sean visibles aún. La buena salud de las raíces es vital para la recuperación de la planta. Aplicamos Happy Plant Fungicida Ecológico a las hojas, tallos y raíces para combatir y prevenir los hongos.


4. Resembrar con tierra y/o sustrato nuevo y buen drenaje: es el momento de volver a comenzar de cero ofreciéndole a la planta un espacio rico en nutrientes y un suelo adecuado. Le recomendamos utilizar Happy Plant Tierra Abonada mezclada con Happy Plant Sustrato Nórdico o un sustrato especializado si así lo requiere la planta (como orquídeas, cactus, suculentas, etc.). Estos suelos ricos en nutrientes van a ayudar al crecimiento de raíces. Revise bien la maceta que va a utilizar y asegúrese que tiene un buen drenaje, pues esto nos ayudará a corregir riegos excesivos en un futuro.


5. Aplicar un activador metabólico: al tener un exceso de agua la planta sufre un estrés muy grande que no le permite desarrollarse adecuadamente. Para contrarrestar este estrés le recomendamos aplicar Everest®, un activador metabólico cuya función es estimular los sistemas de defensa naturales de la planta, es decir, refuerza su sistema inmunológico. Ayuda a desestresar las plantas y a recuperar el daño causado.


6. Regar únicamente cuando el suelo esté seco: antes de volver a regar la planta debemos revisar el medio para determinar si necesita agua o no. Para verificar agarramos con la mano un puño de tierra y apretamos fuertemente. Si chorrea agua significa que hay exceso de agua; si el puño de tierra queda apuñado hay buena humedad. Si se quiebra quiere decir que está seco.


Si tiene cualquier duda sobre los consejos anteriores o los productos mencionados no dude en contactarnos por cualquiera de los siguientes medios:


Tienda San José: +506 2221 2983

Tienda Cartago: +506 2552 0994


Комментарии


bottom of page